Entrevista Noticias de Álava

Un primer gran paso hacia el futuro

La productora Shyncrica estrena cada martes un nuevo capítulo de la webserie ‘About the new’, rodada en Gasteiz.

Arriba, Sara Mauleón, Mikel Ramos y Kinnari Ladrón de Guevara.
 

No es su primer trabajo, pero sin duda supone el gran reto que, dentro de su corta vida, afronta la productora Shyncrica. Cada martes a las nueve de la noche llega el estreno de un nuevo capítulo de la webserieAbout the new, grabada el año pasado en diferentes localizaciones de la capital alavesa. Internet conoce, cada semana a esa hora, cómo evolucionan las andanzas de Paula y el resto de protagonistas de esta comedia ambientada en una Facultad de Informática donde los clichés están para romperlos.

Dando la vuelta al concepto de las sitcoms norteamericanas y jugando con los tópicos que suelen rodear al mundo de los informáticos (como el hecho de que ni siquiera el 20% de las personas matriculadas en la universidad dentro de esta carrera sean mujeres), la producción está compuesta por diez entregas de las que el público ya ha conoce cuatro (además del trailer). Cada capítulo ronda entre los 13 y 16 minutos, y aunque no se descarta una segunda temporada, hay que estar atentos porque, de momento, el universo de About the new terminará antes de navidades.

“No vamos a gustar a todo el mundo pero nos estamos quedando bastante alucinados con el hecho de que ésta es una serie para adolescentes de 14 a jóvenes de 21 años y está gustando también a gente más mayor”, explica Mikel Ramos, fundador junto a Sara Mauleón de una productora en la que Kinnari Ladrón de Guevara ejerce de directora adjunta de marketing.

Grabada entre marzo y julio de 2014, la serie se rodó en el Campus de Álava, en los institutos Ekialde y Mendizabala, y en espacios como el Bar Arista y Boxeo Al Límite. Además de los intérpretes protagonistas, seleccionados de entre el Taller de Artes Escénicas (TAE) y el Laboratorio de Teatro Ortzai, la producción contó también con la participación de unos 200 extras, sin olvidar el aporte de músicos y otros creadores. “Lo más importante, con lo que nos quedamos, es con toda esa gente que ha hecho posible este proyecto”, remarca Ramos.

Atrás quedan mucho tiempo de trabajo, decisiones que tomar, planes que organizar, situaciones que resolver, anécdotas varias y jornadas interminables. “Es curioso pensar en eso y ver, de repente, que alguien deja un comentario en YouTube sobre algo en lo que no te has fijado”, apunta Mauleón, quien, al igual que sus otros dos compañeros, subraya que este proyecto es para su productora un aprendizaje de altura. Por eso, y con la vista puesta en el futuro de Shyncrica, animan a todos aquellos que tengan una idea a desarrollarla. “Merece la pena”, comenta Ladrón de Guevara.

Lo cierto es que su apuesta está formada hoy por diez personas con edades medias entre 20 y 21 años, estudiantes alaveses y vizcaínos que, en su mayoría, estudian en Leioa y que tienen la sede de la productora en Portugalete gracias al programa Zitek para emprendedores de la comunidad universitaria de la UPV en Bizkaia. “Todo comenzó por una pasión por el mundo audiovisual, por contar historias. Te das cuenta de que para hacer algo más allá de un cortometraje o de una producción pequeña, tienes que llevar tu propio camino”, recuerda Mauleón, que encontró en Ramos el aliado perfecto para ir armando la firma. “Una vez que conseguimos a un grupo de personas adecuado, dijimos: vamos a hacer algo propio. Y en una conversación apareció la idea de hacer una webserie”, apunta Sara, quien señala que “estamos en un momento en el que el contenido audiovisual está principalmente en Internet, que se está comiendo a la televisión. Somos una empresa dentro de esos emprendedores que forman parte de la nueva era audiovisual, lo que nos hace diferentes y viables en el futuro”.

Su webserie es una apuesta en firme en este sentido. Una tarjeta de presentación de importancia para una productora que, como recuerdan los tres, está bautizada con un nombre que tenía que nacer con la empresa. “Es lo que nos agrupa a todos”, define Ramos.

Fuente | Noticias de Álava